Inmood Aucanada Hotel=s1900
C
a
r
g
a
n
d
o
.
.
.
Reserva ahora
Reserva
SOY RESIDENTE BALEAR
2 Adultos / 0 Niños
Reserva

Historia de Aucanada

Historia 12/06/2023
None
Aucanada, un entorno natural con mucha historia. En castellano, es conocido como Alcanada y procedía de una antigua alquería musulmana del municipio de Alcúdia, denominada albecanata (Al-kaddan). Aunque también parece que, en los primeros siglos de nuestra era, existió un pequeño núcleo de población romana en el área de Aucanada unido a la ciudad romana de Pollentia.

La alquería musulmana (s. X – XIII) fue conquistada por la corona de Aragón y quedó en manos de Pere Ferrandiz y, a partir del siglo XIV, todo lo que envolvía la alquería, las tierras y su islote pasaron a ser zonas de uso común.

Algunos de los propietarios más conocidos de las viejas casas de Aucanada son Martí Torrens, Guillem Torrens y Antonio Fe. Las casas eran edificaciones con dos plantas y contaban con alojamiento para los trabajadores del predio y terreno para realizar tareas agrícolas y ganaderas.



LA FINCA

La finca de Aucanada, que era propiedad de Antonio Morey de Palma, aparece como un predio de 150 cuarteradas con cultivo de almendros, algarrobos, viñas, cereales, olivos e higueras envueltas en un entorno lleno de pinares en un monte bajo.

El archiduque Luis Salvador describe la finca en su obra ‘Die Balearen’: “Desde el puerto de Alcúdia asciendo un camino, al principio próximo a la costa, en dirección a la rada de Alcanada o Eucanada y a la casa de igual nombre con su acuífera sima (avenc) de la que una bomba extrae el agua que surte de diversos abrevaderos. Queda a sus pries un extenso viñedo y a sus lados bancales con algarrobos e higueras; de la garriga próxima se han adueñado en cambio los acebuches. La casa es sencilla, con torre y terraza empedrada con una estrella en el centro. Una cisterna muestra la descripción: ‘Alcanada 1844’.

La casa principal y las dependencias anexas fueron restauradas y adaptadas a lo que actualmente conocemos como el Club de Golf y el restaurante, aunque hay espacios que han mantenido su origen.

INTERVENCIÓN ARQUITECTÓNICA

En 1933, Nicolau Mª Rubió i Tudurí, arquitecto de origen menorquón, ideó una colonia de veraneo en Aucanada, concretamente, en la Cala Poncet, nombrada así debido a un antiguo predio de las proximidades de ‘Son Ponç’ (o Can Poncet). A Rubió i Tudurí le fascinaban las ciudades jardín y las colonias de veraneo inspiradas en la arquitectura popular, que propugnaban las nuevas tendencias arquitectónicas del primer tercio del siglo XX.

En su proyecto de urbanización para Aucanada, quiso imitar una aldea de pescadores con su casco antiguo y su ensanche. El primer propietario de la urbanización fue Pedro Dot Martínez, era su lugar de veraneo y dedicaba su tiempo a la variedad Rosa 'Perla de Alcanada', una precursora de las rosas miniatura.

FARO DE AUCANADA

A mediados del siglo XIX, se construyó el faro de Aucanada en el islote del mismo nombre en donde los torreros y sus familiares vivieron ahí durante unos cien años. Dos veces a la semana, una barca les traía las provisiones desde el Puerto de Alcudia. Y, no fue hasta 1960, en el que sistema de luz del faro se automatizó y el islote se deshabitó.



TORRE MAJOR

La Torre Mayor de Aucanada fue construida con el fin de vigilar y defender la bahía de Alcúdia y sus alrededores. El ataque más recordado es el de Cap des Pinar, en 1551, que se llevaron a 25 rehenes y para poder liberarlos, fueron intercambiados por dos mil escudos.

SA BASSA BLANCA

La finca Sa Bassa Blanca, sede de la Fundación Yannick y Ben Jakober, es obra del arquitecto egipcio Hassan Fathy. Su contrucción fue inspirada en un ribat musulmano aunque conservó los muros del antiguo caserón agrícola.

La Fundación alberga colecciones artísticas de la segunda mitad del siglo XX y una colección permanente con más de 150 retratos de infantes de la realeza y la nobleza europea, realizados entre los siglos XVI y XIX.
Actualizando para continuar con su reserva